2020, ¿EL AÑO DEL APOCALIPSIS?

La serie de calamidades que se han presenciado durante el año en curso, nos hace pensar en las profecías del apocalipsis. ¿Será realmente el año del apocalipsis? Puntualicemos, el Apocalipsis, revelación en griego, es el último libro de la Biblia. Este profético libro es difícil de interpretar. Escrito en lenguaje gnóstico, está lleno de símbolos que nos esconde sus significados. Lo mismo sucede cuando nos hablan de Nostradamus; este profeta renacentista francés, escribió una serie de profecías en dos volúmenes: Las Centurias y los Pronósticos. En esos días, el Santo Oficio, la inquisición, condenaba y asesinaba por mínimos motivos. Eso obligó al profeta a escribir en lenguaje críptico y enredado. El resultado es que sus profecías también son de difícil interpretación. Sin embargo, hubo profetas que escribieron de forma más sencilla y directa, podemos tomar estos textos y compararlos con lo que estamos viviendo.

Uno de los profetas modernos menos platicado, es Morris West. Autor de diversas novelas, especialmente de temas eclesiásticos, escribió algunos que resultaron proféticos. En los años 60’s, apareció Las Sandalias del Pescador. Veinte años después, Karel Wojtyla se convierte en Juan Pablo II y refleja perfectamente al personaje de la novela. En los 90´s publica Eminencia, donde describe a un cardenal argentino, vinculado con los eventos de la dictadura, que es candidato al trono papal, tal como lo fue Jorge Mario Bergoglio, nombrado Francisco I en 2013.

En 1981 se publica Los Bufones de Dios, en esta obra, nos habla de un sacerdote que poco después de ascender al trono papal, tiene visiones del fin del mundo y la iglesia lo obliga a renunciar, tal como sucedió con Joseph Aloisius Ratzinger, Benedicto XVI. Y es esta obra la que más nos conmueve, pues describe cómo el terrorismo se expande por el mundo y esa es la señal de que el fin está cerca.

Y siempre nos han hablado de las señales, de los signos, que no deben pasarse por alto; como la caída del rayo sobre la cúpula de la basílica de San Pedro la noche de la elección de Benedicto XVI. El hecho que, en la primera homilía de Francisco I, al soltar las palomas, símbolos de la paz, son devoradas por cuervos y gaviotas.

Pero tomemos otras profecías, Stalking Wolf, rastreador apache, dijo que habría una serie de signos anunciando el final del mundo que conocemos. Uno de ellos era que habría hoyos en el cielo. En ese entonces, principios de Siglo XX, él se preguntaba como seria eso. Ahora ya lo sabemos, la capa de ozono, tema de moda ahora que ha fallecido el descubridor del fenómeno. Otro de los signos sería que el cielo cambiaría de color. Ya lo sabemos, vimos como cambió el color del cielo con los incendios, en Australia, en Siberia y especialmente en California, y estos incendios ocurrieron este año.

Varias profecías, incluido el Apocalipsis, nos hablan del dragón terrible. China ha despertado y amenaza con su poder militar a toda una región de Asia, y al mundo con su poder económico. No sería extraño que comenzara un conflicto a escala global, con China contra los países que le rodean, mientras India tiene conflictos, además de China, con Paquistán; Azerbayán con Armenia, Israel con el mundo árabe, Grecia con Turquía. En este año hemos visto más despliegue armamentista que en otros.

Apocalipsis 6-4: «Y salió otro caballo, bermejo; y al que lo montaba le fue dado poder de quitar de la tierra la paz, y que se matasen unos a otros; y se le dio una gran espada.

Apocalipsis 6-6: «Y oí una voz de en medio de los cuatro seres vivientes, que decía: Dos libras de trigo por un denario, y seis libras de cebada por un denario; pero no dañes el aceite ni el vino».

Este segmento del libro de la revelación, nos habla del equilibrio económico. Hemos atestiguado cómo la economía comienza a sufrir los efectos, por ahora debidos a la pandemia, pero también tenemos que tomar en cuenta el calentamiento global que está afectando la producción agrícola de todo el globo.

En China el 90% de la producción agrícola ha fallado, obligando al gobierno a cambiar hábitos de consumo milenarios. Esto tendrá un efecto dominó. El petróleo bajó, desequilibrando la economía nacional. La fauna oceánica se ha reducido al 30%, afectando la pesca mundial. La mayoría de los países acordaron reducir su pesca, pero los principales explotadores del mar, China y Japón, aumentaron su flota pesquera.

Todas las profecías nos hablan de las plagas, como la que estamos viviendo, además de otras que ya se habían presentado, pero ninguna con los efectos como la actual. Nos hablan de plagas de langostas, como las que se presentaron este año en África y Asia menor. El apocalipsis dice que el mar se volverá como sangre y sabemos que este año se presentó la marea roja en varios países, tiñendo de rojo el mar. Las profecías nos anunciaron la muerte de animales y plantas por doquier, como vemos que los elefantes, las ballenas, están muriendo. Apenas han declarado oficialmente extinto al koala, debido a los incendios en Australia.

Nos avisaron de las tormentas que azotarían al mundo y lo estamos presenciando, como diversos lugares del planeta tienen inundaciones. Edgar Cayce, el profeta durmiente de Estados Unidos, anuncia que la mitad del territorio continental de su país estará cubierto por las aguas. El apocalipsis habla de las trompetas que tocan los ángeles anunciando las plagas que asolarían la tierra, y en diferentes sitios del mundo se han escuchado sonidos como de trompeta que vienen del cielo y no se han explicado:

Apocalipsis 8-6: «Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas». 7 «El primer ángel tocó la trompeta, y hubo
granizo y fuego mezclados con sangre, que fueron lanzados sobre la tierra; y la tercera parte de los árboles se quemó, y se quemó toda la hierba verde». 8 «El segundo ángel tocó la trompeta, y como una gran montaña ardiendo en fuego fue precipitada en el mar; y la tercera parte del mar se convirtió en sangre».

Esto nos recuerda la amenaza del volcán Cumbre Vieja en las Canarias, que, de colapsar, provocaría un mega tsunami de consecuencias incalculables. Y no se diga de los super volcanes, el de los Campos Flégreos en Italia, que amenaza con cubrir de material volcánico a gran parte de Europa; y el de Yellowstone, que traería la destrucción de Norteamérica y afectaría la ecología mundial.

9 «Y murió la tercera parte de los seres vivientes que estaban en el mar, y la tercera parte de las naves fue destruida». 10 «El tercer ángel tocó la trompeta, y cayó del cielo una gran estrella, ardiendo como una antorcha, y cayó sobre la tercera parte de los ríos, y sobre las fuentes de las aguas». 11 «Y el nombre de la estrella es Ajenjo. Y la tercera parte de las aguas se convirtió en ajenjo; y muchos hombres murieron a causa de esas aguas, porque se hicieron amargas». 12 «El cuarto ángel tocó la trompeta, y fue herida la tercera parte del sol, y la tercera parte de la luna, y la tercera parte de las estrellas, para que se oscureciese la tercera parte de ellos, y no hubiese luz en la tercera parte del día, y asimismo de la noche». 13 «Y miré, y oí a un ángel volar por en medio del cielo, diciendo a gran voz: !!Ay, ay, ay, de los que moran en la tierra, a causa de los otros toques de trompeta que están para sonar los tres ángeles!».

Apocalipsis 7-2: «Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar».

Una de las últimas noticias, es la misteriosa muerte del 90 % de la fauna oceánica alrededor de la península de Kamchatka. Teorizan que puede ser debido a la contaminación de las aguas, pero también parece haber un alga microscópica involucrada, y esta tiene una apariencia parecida al covid 19. Y que uno de los volcanes de la región, al que se creía extinto, entró en actividad. Este año, en un solo día, entraron en actividad volcanes en diversos países.

Los antiguos mexicanos creían que el fin de esta humanidad, el quinto sol, ocurriría con la caída de meteoritos, a los que llamaban tzitzimime. Ésta semana cayeron fragmentos en los estados del norte de México y a lo largo del año han caído en otras regiones del planeta.

Apocalipsis 6-13: «Y las estrellas del cielo cayeron sobre la tierra, como la higuera deja caer sus higos cuando es sacudida por un fuerte viento».

Han sido tantas calamidades en tan corto espacio de tiempo, que no podemos negar que está sucediendo un cambio. ¿Qué significa este cambio en el ámbito funerario? Las profecías anuncian una enorme mortandad, tan abundante que tendrían que cambiar las costumbres mortuorias y, por tanto, las técnicas que se llevan a cabo. Recuerdo un cuento de ciencia ficción, que leí en mi juventud, donde describían un ambiente post-apocalíptico, la radiación atómica había producido muchas muertes. No eran suficientes los panteones. Entonces abrían un hoyo en la tierra, donde ponían la mitad del cuerpo del difunto, de pie, y lo que sobresalía era cubierto de cal y cemento, siendo así el monumento. GM

 



Por: Francisco Plata Silva

Maestro de Artes Tradicionales, como Tarot, Astrología, I Ching, Runas, Acupuntura China, Feng Shui; Maestro de artes marciales Taijiquan, Bujutsu, Wu Shu.
Maestro de Danza Azteca

Facebook: francisco plata tepoztloc@gmail.com

Elvira Esteban

Read Next

El Nuevo Orden Digital Ed. 39

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *