La Voz Del Guardian

LA VOZ DEL GUARDIAN EDICION 22

 

“La salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada”. A Schopehauer

 

¿Debe una funeraria parecer funeraria? Patricio, Pedro Arraiga y su servidor tratamos de responder esa pregunta durante la inauguración de sus capillas premium en la ciudad de Pachuca.

Para la construcción y diseño de su funeraria premium, contrataron a un prestigiado despacho de diseño de interiores, se enfocaron en crear espacios que brindan emociones positivas y deseables para las personas que están atravesando un duelo y satisfacer la necesidad humana de reunirse y convivir para despedir a un ser querido, como son la contemplación, armonía, belleza, equilibrio, energía y el arte. Realmente omitieron lo funesto y lo sombrío que abunda en la funeraria tradicional.

¿De donde vienen las palabras funeral y funesto? Funesto se formó a partir de la palabra funeral y viene del latín “funus” que significa antorcha. En la antigua Roma, al igual que en otras muchas culturas, cuando una persona moría se creía que en su espíritu se quedaba entre los vivos y esto los aterraba.

Cuando morían, después de velarlos toda la noche para asegurarse de que no estaban vivos, se dirigían a enterrarlos a los panteones que por motivos higiénicos estaban (y lo siguen estando) a las afueras de las ciudades. Este ritual se hacía de noche, y para que el espíritu del difunto no se quedara con ningún familiar vivo, las personas que acompañaban la comitiva iban vestidas de negro para confundirse en la oscuridad, de ahí nuestra costumbre de vestir de luto cuando se muere alguien cercano, además llevan unas antorchas enormes para que el espíritu no se perdiera y siguiera la luz de estas antorchas hasta su “morada eterna”, estas antorchas eras los “funus”, de ahí también la costumbre de encender velas alrededor del difunto.Caricatura Edicion 22

Al principio eras los propios familiares los que cargaban en hombros el féretro del difunto y tenían que ir deprisa debido a la descomposición de cadáver. Con el tiempo se dio paso a los caballos o los burros para trasladarlos y después a los carros de madera, siempre acompañados por las antorchas; pero al modernizarse el transporte, las antorchas se apagaban por la velocidad que alcanzaban estos vehículos así que para evitar esto se decidió que los coches fueran despacio. También se cree que se va tan despacio para darle una última oportunidad al muerto para despertarse.

El adjetivo “Funesto” viene del latín funestus, y precedido de la palabra funerario o fúnebre, significa siniestro, que es mortal o fatal y que causa muerte.

Felicitamos a Grupo Arriaga que es pionera en quitar lo funesto a la funeraria y que está reinventando la forma social de realizar velorios.

¡Malas noticias para el gremio funerario! La gente está viviendo más tiempo, o sea que la esperanza de vida aumentó, aunque no con la calidad que quisiéramos y ese promedio incremento los años que los enfermos vivirán con enfermedades y discapacidades como diabetes, cáncer, osteoporosis, problemas de riñón, corazón, alzhaimer, etc. Así que a muchos funerarios que no les va bien, podrían pensar en cambiarse al sector de los servicios de salud.

¿Qué es la esperanza de vida? Es la medición estadística de los años que vivirá una persona u organismo basado en el año de nacimiento, edad y género, así como la combinación de la mortalidad infantil, la muerte de jóvenes en guerra, accidentes, epidemias y plagas.

El promedio mundial de las esperanza de vida es de 71.5 años, subió 6.2 años de 1990 al 2013.

Como dato curioso Japón tiene la esperanza de vida, más alta que es 84 años y la República Central Africana solo de 45.91 años.

México tenía en el 2013 una esperanza de vida de 76 años pero por la violencia que hemos tenido bajamos a 74 años en está próxima década.

En esta próxima década por motivos de salud, vamos a estar recibiendo muchas noticias impactantes que, sin duda, elevaran enormemente la esperanza de vida como la medicina regenerativa basada en la fabricación de teijidos y en la utilización de células madre. Ya se anunció el proyecto de un marcapasos que no requiere batería, es del tamaño de un grano de arroz y se puede monitorerar desde cualquier parte del mundo. ¿Que será de nosotros con tantas funerarias y con gente que se nos escapa para vivir más años todavía? GM